DGVSTA TARRAGONA

DEGVSTA.. ¡GUSTA!

DEGVSTA es un restaurante cargado de historia ubicado en el casco antiguo de Tarragona, en un entorno único que desprende aire medieval.  Antiguamente albergaba un horno de leña y un pozo de agua.

En cuanto a su decoración.. ¡podría tratarse de un museo! Es un local con mucho encanto, donde destaca la creatividad y la autenticidad. Me fascinó el cuidado de cada detalle, así como la bañera en medio de la sala llena de corchos de vino, la luz tenue interior… en conjunto forman una decoración muy auténtica y adecuada a la arquitectura antigua.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

DGVSTA TARRAGONA

 

DGVSTA TARRAGONA

 

DGVSTA TARRAGONA

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Además de ser un local muy íntimo y acogedor, dispone de una pequeña azotea cubierta de plantas, lucecitas y sillas que son bancos, de esos que te encuentras en los parques. Ideal para cenas y comidas en pareja o grupo de amigos. En verano es IMPRESCINDIBLE reservar con antelación para disfrutar de la terraza.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

DGVSTA TARRAGONA

 

También tienen varias salas para realizar cenas privadas en grupo con menús cerrados.

Y para colmo.. tienen una bodega en el piso de abajo donde tu mismo puedes escoger la botella que más te convenza. Nosotros apostamos por un Luis Cañas, vino tinto La Rioja (D.O) el cual maridó perfectamente con la comida.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Cuando llegamos nos atendieron rápidamente, un servicio atento, cercano, conversando sobre los platos y aclarando dudas cuando lo necesitamos. En lo que respecta a la cocina, nos recibieron con un aperitivo, chips de boniato con humus para mojar, un comienzo muy prometedor.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Nos aconsejaron pedir varias cosas para compartir y así lo hicimos. Empezamos con una tostada de rosbif con virutas de cerdo ahumado y mostaza a la miel. Para mi gusto un plato muy normal, pero todo un manjar para los carnívoros.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

El segundo entrante fue un maravilloso timbal de patata y cebolla caramelizada con morcilla y huevo de corral. He comido huevos en muchas modalidades pero ninguno con morcilla y…  ¡le va de muerte!

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Seguimos con un tartar de atún con aguacate y brotes tiernos, se te deshacían en la boca.. fue un visto y no visto. El atún es sin duda la especialidad de la casa, por su altísima calidad.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Nos sugirieron el BAO (pan japonés al vapor) de confit de pato y papada de cerdo con manzana, parmentier y cebolla crujiente, un entrante nuevo en la carta y que resultó todo un acierto. Muy sabroso.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

Y para terminar, el vaso de leche con galletas, un postre tan simple como delicioso.

 

DGVSTA TARRAGONA

 

El precio no puedo deciros que sea barato, pero en relación a la calidad que ofrecen considero que es correcto, teniendo en cuenta que se trata de platos muy elaborados.

El local y la comida cumplieron con mis expectativas, pero debo confesaros que lograron cautivarme gracias a su amabilidad y a su trato muy cercano, era la primera vez que los visitaba y consiguieron que me sintiera como en casa. Al final son las personas las que te ganan el corazón.

 

El gusto es mío.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario