GRANADA

LA GRANADA, UNA SUPERFRUTA

El otoño me encanta, no solo por los colores con que inunda nuestras calles, sino también por la variedad de productos gastronómicos que nos ofrece. Nuestra riqueza consiste en aprovechar en cada momento estas frutas y verduras y sacarles su mejor provecho. Entre ellas una fruta otoñal por antonomasia: la granada. Bellísima, rica, pero además con importantes propiedades medicinales que pueden mejorar nuestra salud. ¿Se puede pedir más?

Su consumo desde el punto de vista medicinal proviene de la antigüedad , ya en Egipto en el segundo milenio a.C empleaban este fruto en la elaboración de zumos. Fueron los árabes quienes introdujeron la granada en España. Como curiosidad explicar que en muchas civilizaciones esta fruta ha sido símbolo de fertilidad debido a su elevado número de semillas.

Cuando compremos granadas tenemos que elegir las que tengan un buen tamaño y peso, de color vivo y matices marrones. Desechar las arrugadas y con piel decolorada.

 

GRANADA

 

Propiedades que convierten a la granada en una superfruta

La granada es rica en sales minerales, agua y vitaminas A,B,K. También en antioxidantes, proteínas, minerales como el potasio, hierro, calcio, magnesio, y fósforo.

Es una importantísima fuente de antioxidantes. Ayuda a la regeneración celular y protege la capa exterior de la piel, por lo tanto es estupenda para evitar el envejecimiento de la misma. Debido a este alto grado de antioxidantes ayuda también a disminuir el colesterol LDL.

Ayuda también a mantener las arterias libres de acumulación de depósitos grasos por lo que reduce el riesgo  de ataque cardíaco.

El zumo de granada es muy eficaz en dolencias crónicas, en la acidez gástrica, la tensión arterial alta, la arterioclerosis, la obesidad, la artritis, la gota, el reumatismo, las enfermedades hepáticas y renales.

Muchas personas que han padecido algún tipo de cáncer son asiduas a este fruta ya que al contener polifenoles , taninos y antocianinas éstos juegan un papel importante en la muerte de las células cancerosas.

Y para colmo, la granada tiene propiedades que aumentan el deseo sexual, debido a que produce un aumento del nivel de testosterona.

A pesar de todas estas propiedades, ¡cuidado! los abusos siempre tienen malas consecuencias. Un consumo excesivo de granada puede causar intoxicación, y en el caso de que se estén tomando medicamentos conviene consultar al médico sobre posibles interacciones.

 

GRANADA

 

El gusto es mío.

No hay comentarios

Deja un comentario