MINDFULNESS

MINDFULNESS EN LA ALIMENTACIÓN

Aunque puede parecernos que el MINDFULNESS es una moda actual, en realidad se trata de una técnica milenaria aplicada por el budismo. Es una filosofía de vida que consiste en estar presente en el momento, “estar aquí y ahora”, significa apreciar quién eres y lo que haces en este preciso momento y dejar de sentir nostalgia por el pasado o ansiedad por el futuro.

“El secreto de la salud para la mente y el cuerpo reside en no lamentarse del pasado, no preocuparse por el futuro y no anticipar los problemas, sino en vivir el momento presente seria y sabiamente”  (BUDA)

 

MINDFULNESS

 

Poner la conciencia en la comida significa concentrarse en el proceso de comer, dar pequeños bocados  y estar atento al  aquí y ahora disfrutando de la experiencia, significa apreciar el sabor, la textura, la temperatura del alimento. La mayoría de las personas “tragamos la comida”, comemos sin ser conscientes de lo que hacemos. De esta forma no disfrutamos de la experiencia ni damos tiempo al cerebro a dar la orden de que ya estamos llenos.

Es importante utilizar el Mindfulness para regalarte un momento de tranquilidad y generar un ambiente agradable a la hora de comer. Apaga el televisor y deja cualquier otra cosa que estés haciendo (incluso el móvil), todo lo que no tenga que ver con el acto de disfrutar de la comida. Mastica varias veces los alimentos, haz pausas y se consciente de las sensaciones que tu cuerpo está experimentando.

 

MINDFULNESS

 

Terminado un plato, espera veinte minutos antes de empezar el segundo. La parte del cerebro encargada de regular el apetito tarda aproximadamente veinte minutos en registrar lo que estás comiendo y enviar al cuerpo la información de que está saciado. Deja que cuerpo y mente dispongan del tiempo suficiente para enviar y recibir mensajes.

La práctica del Mindfulness te ayuda a evitar los excesos con la comida y esto provoca pérdidas de peso, impedir atracones y regular nuestras sensaciones de hambre y saciedad. Es mucho más simple que cualquier dieta. Comer  con la mente despejada te ayudará a evitar una alimentación excesiva, la ingesta escasa de productos sanos y el consumo de alimentos no deseados.

De hecho entre las técnicas que están utilizando los psicólogos para el tratamiento de los desarreglos alimentarios está el Mindfulness. Pasan de ver los alimentos como el eje de todos los males a ser una experiencia agradable . No se trata de lo que comemos sino de como lo hacemos.

 

mindfulness

“Cuando comes conscientemente, estás tratando a tu cuerpo con amor”  www.uncoveryourjoy.com

 

El gusto es mío.

 

No hay comentarios

Deja un comentario