PANETTONE

EL PANETTONE UN DULCE ITALIANO EN NUESTRA MESA

La globalización nos lleva ha introducir en nuestras vidas otras culturas y costumbres gastronómicas , sin darnos cuenta de que hace unos años esto hubiera sido imposible. Es la magia de un mundo donde todo se encuentra relacionado física o virtualmente. Entre estos productos que hemos adquirido e incorporado a nuestra gastronomía está el PANETTONE.

Directamente importado de Milán, el panettone gana adeptos como postre Navideño. Se trata de un pan dulce esponjoso, tierno, aromático y rico en ingredientes , que no sólo se utiliza como postre, sino que puede ser ideal para una merienda o un desayuno. La receta originaria es con frutas confitadas y pasas, aunque ahora podemos encontrar todo tipo de variedades de Panettone, especialmente las que incorporan chocolate.

 

PANETTONE

 

Aunque se denomina “pan dulce”, por sus ingredientes y características creo que estaría más próximo a un tradicional bizcocho, especialmente energético. No es por lo tanto recomendable en dietas de adelgazamiento por su alto contenido en calorías, grasas y azúcares.

Su contenido en fibra es alto, lo que resulta beneficioso para las personas con problemas de tránsito intestinal

 

PANETTONE

 

Aunque los Panettone se han industrializado mucho en nuestro país y puedes encontrarlos en muchos centros comerciales, yo me decanto por los Panettone artesanales elaborados según la receta originaria. Normalmente yo lo compro en la Pasteleria Tugues de Lleida, la cual se caracteriza por su alta calidad y el trabajo artesanal.

TUGUES fue fundada en el año 1967 y en la actualidad es Miembro de Relais Dessert, una agrupación internacional formada por los mejores profesionales de la pastelería mundial.

Puedo certificar que su Panettone es realmente delicioso y un regalo ideal para cuando nos invitan en estas fiestas. El hecho de incorporar nuevos productos a nuestra gastronomía es una forma de enriquecernos como personas y como amantes de la cocina, evidentemente sin perder nuestras propias tradiciones.

 

El gusto es mío.

 

No hay comentarios

Deja un comentario